2010
11.17

Desde que leí lo que eran capaces de hacer la Power Balance y como funcionaban (discúlpenme pero aquí no encontraran ningún enlace relacionado con esas pulseras más allá de la noticia estricta que ha motivado el post), me quedó claro que era un timo sin base científica ninguna, a la altura de otras pulseras que en su momento hicieron furor, como las magnéticas.

Para quien no lo sepa, estas pulseras se atribuían un “aumento del equilibrio, la fuerza, flexibilidad, resistencia, enfoque, coordinación y ritmo” gracias a un holograma al que se le había grabado una frecuencia (¿?) que se correspondía con la natural de tu organismo. Esto hace, según ellos, incluso más poderosas tus erecciones.

Desde su salida al mercado, con su uso por parte de famosos como Pablo Motos (que en realidad le pagarían para que la llevase) o políticos como Leire Pajín (que se la quitó nada más ser nombrada Ministra de Sanidad) o el caso más lógico, el conocido presentador de hechos de dudosa veracidad Iker Jiménez (el cual lleva hasta cuatro), para muchos ha sido el perfecto identificador de los pardillos que se han podido gastar hasta 30 euros en una cinta de silicona inservible y de dudosa estética.

Ahora, tal y como se publica en Público.es (http://kcy.me/xq3) y me hacía eco en mi cuenta de Twitter, la Junta de Andalucía ha multado a la empresa Power Balance España SL, comercializadora de dichas pulseras y con sede en Marbella con 15.000 euros como responsable de una falta grave por publicidad engañosa. Power Balance vulnera según la Junta de Andalucía, con su publicidad el Real Decreto 1.907/1996 de 2 de agosto sobre publicidad y promoción comercial de productos, actividades o servicios con pretendida finalidad sanitaria.

Según Facua (http://kcy.me/xsj), que fue quien denunció ante la junta las infracciones de este producto de las distintas leyes, la sanción es ridícula ya que han vendido sólo en España 300.000 pulseras lo que les ha supuesto 10 millones de euros de ingresos. Sólo con la venta de 500 pulseras más ya la tendría saldada. Y encima, puede seguir distribuyendo la pulsera fraudulenta. Una pena que más incautos puedan ser engañados y dando la sensación a las empresas de que pueden actuar con impunidad en este tipo de casos.

La sanción es casi indecente, puesto que no sólo el importe es totalmente desproporcionado con respecto a la estafa, si no que aún sancionando por estafa, no se retira un producto del mercado. Como sugiere Facua, este tipo de sentencias sólo sirve para que la sensación de indefensión del consumidor se aumente y para crear la opinión que ser estafador en España sale rentable.

Lo de los 15mil euros de multa a las Power Balance... http://kcy.me/xq3 Eso si que es fuerte, han estafado millones de euros! #fb
@maciamar
Miguel Ángel Maciá

2010
11.10

¿Cambio climático? Dios le dijo a Noé nunca más, yupi! La noticia es esta: http://kcy.me/r26 Está en inglés y la he leído vía @meneame_netless than a minute ago via web

2010
11.05

“Como te gusta la literatura así, fantástica y cómo lo de “El Código da Vinci”, pensé que te gustaría.”

Con estas palabras me regalaron el libro de “El Perro de Dios” de Patrick Bard. En principio, me gusta la novela histórica o pseudo histórica, aunque no sea lo que más leo. Pero aborrecí bastante “El Código Da Vinci” por todo el lío mediático alrededor de él y porque, además, el libro no me pareció nada bueno, más bien regular. Así que no comenzó con buen pie el libro en cuestión.

El Perro de Dios, Patrick Bard

La historia de la que trata el libro es la de la bestia de Gévaudan, un animal al que se le atribuyen entre 70 y 130 muertes en la región del mismo nombre de Francia entre 1764 y 1769, una historia real, de unos acontecimientos reales que ya han inspirado libros y películas. A alguno quizás le suene “El pacto de los lobos“, una película que contaba la misma historia mezclada con artes marciales, para algunos una película maestra, para casi todos los críticos un bodrio. Pues ambos comienzan igual. Una joven que huye despavorida, perseguida por una bestia salvaje que la matará de una forma cruel y sanguinaria. Además de esto, ambos tienen varias coincidencias. La utilización dentro de la trama de ciertos nobles y la iglesia, que conforman toda una confabulación alrededor de los sucesos macabros de la bestia para afianzar su poder en favor o en contra del regente en Francia, ridiculizado por la comunidad internacional. Hechos éstos que no parece que estén lejos de lo que en realidad ocurrió.

La nota de diferencia con la otras historias o la película es la introducción de la Iglesia en la trama al modo de “El Código Da Vinci”, en el Vaticano. Puesto que si bien la trama tiene la posibilidad de que la iglesia estuviese confabulando para volver al antiguo régimen en Francia, bien parece que la inclusión de la localización de la misma en Roma, en las bibliotecas vaticanas, o en las cárceles del Castel SantAngelo parece que adolece un poco de efecto post Dan Brown, ya que la historia real y el peso de la misma transcurre realmente en otras partes, sobretodo en Francia y queda un poco accesoria dicha localización, buscada como una escusa, ayudada por el título del libro, para poder colocar una portada con la cúpula de San Pedro difuminada de fondo detrás de un perro de ojos amarillos. Todo un alarde de oportunismo a mi parecer.

Además de que la forma de narrar la historia no me apasionó, la historia del libro en sí tiene momentos flojos y otros más consistentes que hacen que pases páginas ávido de continuar la historia, casi todos son los que cuentan la historia de la bestia. Los elementos accesorios de la vida del personaje Antonin Fages adornan una historia que en realidad no necesitaba de la utilización de la conspiración eclesiástica para hacerla más interesante (para mi la parte decepcionante del libro), puesto que cuenta la versión más fantástica de todas las posibles, la de la existencia no sólo de una bestia animal, si no de un licántropo, que apoyado en la primera son los que comenten los crímenes en diferentes zonas a la vez.

Es un libro entretenido que aunque al comienzo puede agobiar con la forma de escribir la historia (o los pensamientos) de los personajes, una vez te acostumbras y te sumerges en la historia de la bestia se vuelve entretenida aunque te puede decepcionar la poca confianza que da a entender el autor en su obra al tratar de envolverla en una trama vaticana que en cierto modo parece insertada con palanca para contar una historia que, sin este hecho, me habría gustado un poco más de lo que me ha gustado.

2010
11.03

¿Qué es la homeopatía? http://kcy.me/ll9 Buena página de divulgación conocida gracias a un post de @bibliovirtual http://kcy.me/llbless than a minute ago via web

Aunque la idea la conocí por medio de un Tweet y un post del blog de @bibliovirtual, en realidad todo surgió por parte de @Rinze y @Ferfrias, tal y como se explica aquí: http://kcy.me/m0a

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies