2010
02.08

Cuaderno de viaje: Argamasilla de Alba.

“En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme…” Así comienza la primera parte del Quijote de Cervantes y según dicen, Argamasilla de Alba es ese lugar que Cervantes no quiso recordar por estar preso en la Casa de Medrano por un delito fiscal, según una versión, o por un piropo echado a cierta mujer, según la otra versión supongo que por hacer de Cervantes más caballeroso que lo que la otra versión lo hace. El caso es que a Cervantes, que llegó a dicho pueblo para recaudar impuestos, en su prisión – según cuentan – conoció la leyenda del hidalgo demente Don Rodrigo de Pacheco y en dicha prisión comenzó a escribir la primera parte de su obra maestra. Aunque no se que creer, ya que indagando (tampoco mucho) encuentro que en la wikipedia desdice estas teorías, expresando que no hay documentado ningún cautiverio de éste en la Casa de Medrano.

Cuaderno de viaje: Argamasilla de Alba

Pero seguramente no sería esto lo que nos llevó el último fin de semana de enero a dicho pueblo. Ni esa historia ni otra parecida. Lo que nos llevó a dicho pueblo fue la voluntad de juntarnos los amigos y de pasar un rato todos juntos como antaño, que quizás no tenga la misma aura de misterio e intriga histórica que la de Cervantes pero para nosotros era suficiente. 

El pueblo destila el ambiente manchego de la meseta. con sus campos de cereal y viñas alrededor. Amaneceres fríos cubiertos de bruma y las espaciosas y amplias casas bajas con patio interior como en la que nos hospedamos.  En el propio pueblo existen un variado abanico de lugares históricos, como la ya citada Casa de Medrano, que visitar aunque posiblemente en una mañana esté todo visto y recorrido el pueblo. Cuando esto ocurre, tienes muy buenas opciones en los alrededores, como visitar el castillo de Peñarroya, junto al pantano del mismo nombre y un poco más lejos la Lagunas de Ruidera, con sus diques de tobas que forman torrenteras al desbordarse de unas a otras. Un poco lejos, quizás también se encuentran las Tablas de Daimiel, o puedes seguir las rutas del Quijote que pasan o parten desde el pueblo o acercarte a Tomelloso, que está justo al lado de este pueblo. Las opciones son variadas y los lugares merecen la pena.

Pero si la estancia es de un fin de semana, a poco que quieras disfrutar del lugar y de la compañía de aquellos a los que hace casi un año que no ves, el pueblo y las Lagunas de Ruidera son lo mínimo que yo recomendaría visitar.

2010
02.08

Tuiteando — Twitpic II

http://twitpic.com/11zm5n Esto es lo que pasa cuando te gusta tu trabajo, que le haces fotos a este tipo de cosas cuando sales de viaje.  Zanjadora en las Lagunas de Ruidera.
2010
02.07

Tuiteando — Twitpic

http://twitpic.com/11vs66 – Esto es lo que pasa cuando juntas tiempo, buenas materias primas y un poco de amor. La Buena Mesa!

2010
02.04

Cuando yo me jubile.

Hace tiempo leí un artículo de Vicenç Navarro en su blog “Dominio Público” sobre las pensiones. Entonces no estaba de actualidad la nueva medida estrella del gobierno Zapatero así que hace poco decidí volver por allí para leer aquello que leí en su momento y que me pareció acertado.  Hoy vuelve a publicar sobre el tema. “Una vez más, las pensiones“. Lo publico porque no está mal tener otros puntos de vista y porque está mejor que alguien explique algo del tema, ya que el gobierno, que considero es el máximo interesado en ello, de explicar las medidas poco. Con una buena comunicación, este gobierno podría minimizar el impacto negativo de muchas de sus medidas que son tardías, erráticas e injustificables en muchos casos. O almenos, inexplicables. Supongo que por eso no pierde el tiempo en explicarlas, porque ni puede, ni sabe.

A continuación os dejo unos párrafos que me parecen interesantes del artículo, por favor, léanlo completo.

Entre estos cambios se incluye el retraso obligatorio de la edad de jubilación de 65 a 67 años. La mayor justificación para esta medida es que la esperanza de vida de la población española ha crecido cuatro años en el periodo 1980-2005, pasando de 76 a 80 años. […] El problema con este argumento es que es erróneo, pues ignora cómo se calcula la esperanza de vida. […] El enorme descenso de la mortalidad infantil y la mortalidad de los grupos etarios más jóvenes ha sido la mayor causa del aumento de la esperanza de vida promedio. Ni que decir tiene que la población anciana vive ahora más que hace 20 años. Pero no los famosos cuatro años que constantemente se citan. Se está exagerando (deliberadamente, en muchas ocasiones) el aumento de la longevidad (años de vida) de la ciudadanía para justificar la reducción de las pensiones. Por otra parte, este aumento de años de vida varía considerablemente según la clase social de la persona. España es uno de los países con mayores desigualdades sociales en el mundo desarrollado. En nuestro país hay un gradiente muy marcado de mortalidad según la clase social. Exigirle, por lo tanto, a la mujer de la limpieza de la universidad (cuyo nivel de salud a los 65 años es igual al que tiene el catedrático emérito a los 75 años) que trabaje dos años más para pagar la pensión a este último es una profunda injusticia. […] tercer hecho que aquel argumento ignora: el impacto del crecimiento de la productividad en la riqueza del país y, por lo tanto, en los recursos disponibles para pensionistas y no pensionistas. Constantemente se dice que el número de trabajadores cotizantes por pensionista será menor, derivándose de este hecho que las pensiones no se podrán pagar. Ahora bien, decir que habrá pocos trabajadores para sostener las pensiones es similar al argumento que pudiera haberse dicho hace 30 años cuando el 30% de la población trabajadora sostenía la agricultura del país. El descenso del número de trabajadores en agricultura (hoy es sólo el 4%) no quiere decir que haya disminuido la producción de alimentos, al contrario, ha aumentado la productividad enormemente. Con menos trabajadores se produce más alimento. Pues bien, sustituyan la palabra agricultura y pongan pensiones. El aumento inevitable de la productividad de un número menor de trabajadores puede sostener e incluso expandir las pensiones sin ningún problema. La ignorancia de este hecho lleva constantemente a errores mayores, como ocurre en el informe del Gobierno sobre las pensiones.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies